¿SOY UN BUEN PELUQUERO? – BEAUTY TV
Connect with us

Novedades

¿SOY UN BUEN PELUQUERO?

Todos nos hemos preguntado esto alguna vez: en momentos de duda, cuando nos hemos visto incapaces de resolver acertadamente un error, cuando hemos mirado a nuestro compañero/a con mejor técnica y más clientela que nosotros, cuando nos ha sido difícil encontrar el trabajo adecuado. La pregunta de por sí es buena, ya que nos lleva al auto-cuestionamiento y la auto-crítica, pero ¿qué hacemos al respecto? ¿Nos lamentamos por nuestra mala suerte? ¿Deseamos que nuestro compañero se rompa la clavícula para quedarnos con su clientela (y su puesto)? ¿O nos esforzamos para reconocer nuestros errores, corregirlos y mejorar nuestro servicio?

Entonces, desde el principio, la palabra PELUQUERO (ya imagino a varios/as convulsionando cuando los llaman así), etimológicamente hablando, deriva del sufijo ‘ero’ (profesión u oficio), sobre la palabra ‘peluca’ y esta del francés perruque (cabellera); y ya sabemos de sobra sus inicios en Egipto, Grecia y Roma, lugares donde las antiguas civilizaciones hacían gala de sus pelucas, adornos, colores y cortes. No quisiera entrar en tanto detalle histórico, pero saber lo mínimo sobre los orígenes de nuestro oficio nos hará entender qué tipo de profesionales queremos ser y qué medidas debemos adoptar -aparte de llamarte a ti mismo/a ‘estilista’, ‘diseñador de belleza’, ‘arquitecto de’, ‘tricólogo’, ‘esteticista’ y otros etcéteras- para perfilarnos como el mejor. Y el mejor no forzosamente tiene que ser famoso, ojo, “NO TODOS LOS BUENOS SON FAMOSOS. NO TODOS LOS FAMOSOS SON BUENOS”, me dijeron alguna vez.

Que “nadie es dueño de la verdad” es completamente cierto, como también, absolutamente obvio, pero debemos ser capaces de pensar críticamente hacia nosotros mismos, poner en tela de juicio nuestras propias ideas y aplicar alguna que otra práctica. Quisiera compartir contigo, como si tomáramos el té, algunos pasos que deberías seguir cuando quieras tomar consciencia de tus carencias y trabajarlas para alcanzar la excelencia:

  1. SOMOS VENDEDORES ¡Sí, no te asustes! ¡Tampoco me odies! Yo creo firmemente que antes de ser artistas, embajadores, representantes, técnicos o lo que sea, somos vendedores, ya que tenemos un servicio que ofrecer y algunos productos que respalden al mismo ¿No es cierto? ¿Qué hacemos con ellos, los regalamos?… Ya te diste cuenta, estoy seguro.
  2. NO SOMOS PSICÓLOGOS ¡Por favor, NO! Salvo los que hayan estudiado la carrera y por otros motivos sean peluqueros, pero no somos terapeutas de nadie, no nos quedamos con la basura emocional de nadie. Recibimos a la gente en nuestros lugares de trabajo e intercambiamos charla mientras le bridamos un servicio. Y desde aquí parte el tercer punto…
  3. DEBEMOS SER EMPÁTICOS. Ser una persona empática es algo positivo para la vida y para nuestro trabajo porque nos permite ponernos en la piel de los demás y comprender sus emociones y/o síntomas físicos. Si bien es cierto que puede tener un lado no tan favorable al volvernos vulnerables ante el impacto emocional de las cosas que suceden a nuestro alrededor, bien gestionada, la empatía es una virtud que nos puede ayudar mucho a lo largo de nuestra vida y en nuestra forma de llegar a nuestros clientes.
  4. APRENDER A PROGRAMARNOS EMOCIONALMENTE. Comunicar en positivo, expresando las ideas en forma clara, pero sin afectar o dañar las sensibilidades de los demás ni las propias. La comunicación positiva debe ser hecha con libertad, sin presión y de forma honesta, teniendo en cuenta los sentimientos de los demás y buscando la empatía con el otro.
    No juegues con las emociones de tu cliente, PONLE EMOCIONES A LA VENTA; en otras palabras: no pienses que le vas a vender un pote, piensa que le vas a dar una solución para que su inversión en belleza se mantenga en el tiempo.
  5. ESFUÉRZATE SIEMPRE POR SABER QUÉ QUIERE Y NECESITA TU CLIENTE. No es difícil, ah, mantén una comunicación honesta con él y recuerda mucho el punto 3 (tres). Pregunta y luego ¡INFORMA!
  6. SUPERA LA BARRERA DEL “NO SÉ”. No saber no es malo, lo malo es no querer saber. Ten una capacitación constante, ahora tenemos muchísimas herramientas para adquirir nuevos conocimientos y potenciar nuestras habilidades: cursos rápidos, seminarios, exposiciones, Internet, etc. Tú determina qué herramienta te ayudará mejor y sé el eterno estudiante ¡Sé el eterno aprendiz! Recuerda también que pagar por ampliar tus conocimientos no es un gasto, es una inversión.
  7. NO CREAS SABERLO TODO. Caer en el orgullo excesivo del triunfo no nos servirá de mucho. Aprende todo cuanto puedas, así no sea “tu fuerte”. He visto testimonios de barberos que han terminado estudiando peluquería completa solo por el afán de aprender y mejorar su propia técnica. Aprende, siempre aprende con humildad.

Puede que no estén de acuerdo conmigo, pero, vamos, no van a negar que alguna vez no se han preguntado íntimamente en si lo que estamos haciendo está bien o si nos estamos acercando realmente a ser el peluquero/a que hemos soñado. Al final de cuentas, no espero pretender ser un guía o un gurú, pero compartir nuestras experiencias y lo que vamos aprendiendo en el camino nos servirá no solamente para ser mejores personas y profesionales, sino que también contribuirá a que la industria, por fin, se enrumbe hacia la formalidad.

Sigue leyendo
Anuncio
Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Novedades

Paso a paso: Cómo crear una Fan Page a través del móvil

Artistas vivimos en la “era digital” por lo tanto, es importante que tu negocio de belleza o marca personal tengan presencia en las redes sociales.

La plataforma Facebook te permite crear una Fan Page que será tu vitrina para mostrar los servicios que realizas en el salón o de manera independiente.

Con una Fan Page:

  1. Tendrás la posibilidad de interactuar con tu público objetivo (futuros clientes) y clientes fieles.
  2. Ayudar a posicionar tu marca, tener más presencia llegando a muchas más personas.
  3. Si logras conocer a profundidad tu comunidad lograrás fidelidad, buena reputación y por ende recomendaciones para que tomen tus servicios.

¿Cómo la creas?

Paso 1: Ingresar a tu perfil personal en Facebook

Ten en cuenta que las normas y políticas de Facebook indican que toda Fan Page debe estar asociada a un perfil personal.

Paso 2: Hacer clic al icono de la “banderita”

Si no te figura la banderita o no puedes abrirlo, deberás ir a Play Store o App Store, buscar Facebook y actualizar la aplicación.

Agregar el nombre de tu página, corresponde al nombre de tu negocio.

Si eres un profesional de belleza independiente analiza bien que nombre puedes elegir. ¡Que tu creatividad fluya! Te recomiendo que sea un nombre corto y preciso, evita los apóstrofes (ejemplo:  D’Origin) para que no dificulte la búsqueda de tu página.

Paso 3: Elige una categoría

En tu caso puedes elegir Salud/Belleza – Producto/Servicio

Paso 4: Si no cuentas con una página web dale clic a omitir.

Paso 5: Agregar una foto de perfil

Deberás contar con un diseño de logotipo, ya que será el sello que identificará tu marca. Si aún no lo tienes que no panda el cúnico, lo podrás trabajar después y luego reemplazarlo.

Se recomienda que el tamaño de la foto de perfil debe ser de 180 x 180 pixeles como mínimo, para que se visualice bien tanto en pc, como en dispositivos móviles.

Paso 6: Agregar una foto de portada

Se recomienda que el tamaño de foto sea 851×315 pixeles para que se visualice bien tanto en pc, como en dispositivo móviles.

PASO 7: Crear nombre de usuario

El nombre de usuario es como tu dirección web en esta red social Facebook, que lo personalizas de acuerdo al nombre de tu Fan Page.

Por ejemplo, mi nombre de usuario es @beautyarmydigital y mi dirección web o enlace será https://www.facebook.com/Beautyarmydigital/

PASO 7: Configurar la información de tu negocio

¡Listo!, ya cuentas con una Fan Page.

 

Seguir Leyendo

Novedades

Fórmula Mechas Balayage Bronze – Cabello Rizado

Hair Artist: Nata Ximena

Diagnóstico: Base natural 5 / Castaño claro / Cabello rizado

.Fórmulas:

[1] Decoloración: [1+ 2] + Peróxido 20vol.

Técnica Slice=Cortina con contraste

Tiempo de exposición: 40 min. apróximadamente

Lavadero: Aplicar shampoo, enjuagamos y desenredamos con acondicionador

[2] Difuminado: Crecimiento

[1+2] 10gr. 5/81 – 15gr. Base 5/0 + 50gr. 6vol. Peróxido

Tiempo de exposición: 15 min. apróximadamente

[3] Color

[1+2] 15gr. 7/35 – 25gr. 7/0 + 80gr. 6vol. Peróxido

Tiempo de exposición: 20 min. apróximadamente

Síguenos a través de Youtube e Instagram

#EstamosConectadosContigo

#BeautyTV

Seguir Leyendo

Facebook

Mas Noticias

Noticias

Copyright © 2020 BEAUTY TV. Todos los derechos reservados.